sábado, 2 de mayo de 2009

envuelta en una neblina densa
camino a tropezones
buscando el alba
buscando ese amor -si, amor- que
me haga renacer.

asi es.
me siento muerta.
y mi alma deambula
entre quimeras vanas, fugaces
hirientes y tristes
con dulce (des)esperanza.
me pregunto si algun dia
dejare de andar.

por mientras
ire despedazando mi cuerpo
dejandome atras
como quien deja migajas
para acordarse del camino.

este es el poema mas honesto
que escribo en mi vida.

2 comentarios:

Paolo dijo...

Dura suele ser la melancolía.

Beto M. dijo...

Sabias palabras.